logo

SATIE, BERLIOZ, RAVEL

Programa

Erik Satie (1866-1925) (Arr. C. Debussy/A. Puga)
Gymnopedie No. 1 y 3

 

 

Hector Berlioz (1803-1869) (Arr. H. Brown /A. Puga)
Les nuits d’été, H. 81
Solista: Lucía Gómez

 

 

Maurice Ravel (1875-1937) (Arr. D. Ramos)
Ma mère l’Oye, suite

 

 

Narradora: Ana Hernández Sanchiz

 

Duración: 75 minutos

Plantilla Intrumental: 1 flauta, 1 clarinete, 1 violín, 1 viola, 1 cello, piano, acordeón y percusión.

 

Notas al programa...

 

Ciklus Ensemble presenta un nuevo programa en el que el hilo conductor es la música francesa, concretamente las enigmáticas Gymnopedie 1 y 3 de Erik Satie, de las que interpretaremos una versión para orquesta de cámara, inspirada en las orquestaciones que Debussy hizo de estas piezas. "Les nuits d’été" (Sueño de una noche de verano) de Hector Berlioz, es un maravilloso ejemplo de la canción romántica francesa que tanto inspiró a Maurice Ravel, del que interpretaremos su famosa suite "Ma mère l'Oye" (Mi madre la oca), inspirada en diferentes cuentos infantiles (La bella durmiente o Pulgarcito, entre otros.

 

De todas las obras del programa se interpretará un arreglo para orquesta de cámara. Ana Hernández Sanchiz, actriz y pedagoga musical, será la encargada de presentar y narrar las maravillosas historias que esconden cada pieza.

 

San Sebastián. Abril. 2016 Ciklus Ensemble

GARGANTÚA


Programa

Iñaki Estrada (1977)
GARGANTÚA
Duración: 60 minutos
Notas al programa...

 


*Obra subvencionada por el Gobierno Vasco

 

**Para narrador y sexteto instrumental

 

**Fl, cl, vln, vlc, acr, perc

 


A los lectores:
Despojaos de toda afección,
Y, al leerlo, no os escandalicéis:
Cierto que aquí poca perfección
Aprenderéis, si no es en materia de reír;
Mejor es de risas que de lágrimas escribir,
Pues es lo propio del hombre reír.”
François Rabelais (1494-1553)
(poema que da comienzo a la novela Gargantúa)

 

"Dome", Brodsky & Utkin, 1989-1990

 

Como advierte Milán Kundera, Gargantúa es una obra de una riqueza inaudita; “todo está ahí: lo verosímil y lo inverosímil, la alegría, la sátira, los gigantes y los hombres normales…” Escrita por Françoise Rabelais en 1534, en Gargantúa el humor se mezcla de forma magistral con la sátira social y política. Con este nuevo proyecto, Ciklus Ensemble, en colaboración con el compositor Iñaki Estrada y el barítono y actor José Miguel Baena, propone un diálogo entre el siglo XVI y la actualidad, ya que aunque la novela hace referencia al modelo de vida y de pensamiento renacentista, existen muchos aspectos que pueden hacer que esta obra nos siga interrogando, divirtiendo e incluso incomodando. Concretamente, Ciklus Ensemble ha preparado un proyecto en el que se ha musicalizado y adaptado de manera muy cuidada, la novela de Rabelais para ser narrada. El encargado de la composición de este proyecto es el compositor Iñaki Estrada (1977), quien con gran sentido de humor e inteligencia, ha sabido dar el tono adecuado para envolver con su música las increíbles historias de la vida del gigante Gargantúa. La plantilla instrumental se conforma de violín, violoncelo, flauta, clarinete, acordeón y percusión.

 

Volviendo sobre la novela, en 1534, bajo el seudónimo de Alcofribas Nasier, el humanista, médico y escritor francés François Rabelais publica su novela Gargantúa. Dos años antes, otra vez bajo el anonimato de un seudónimo e inspirándose en el texto anónimo Las grandes e inestimables crónicas del gran Gigante Gargantúa, había publicado con gran éxito Pantagruel. En ambas novelas se describe con gran humor y todo tipo de excentricidades la vida de dos gigantes, Gargantúa y su hijo Pantagruel.

 

No cabe duda que Rabelais quiso hacer una obra divertida. La risa ocupa un lugar primordial en su creación novelesca. Pero no es sólo eso, el Gargantúa de Rabelais desborda en sabiduría y conocimiento. François Rabelais fue un gran intelectual y un gran folclorista de su tiempo, siendo franciscano recorrió numerosos pueblos y mercados, donde se impregnó de ese lenguaje popular colmado de sabiduría, al mismo tiempo que estudiaba latín, griego, hebreo y árabe. Por todo ello no es de extrañar que en sus novelas analice y caricaturice las costumbres y modas de su época, desde la nobleza hasta el vulgo, hecho que nos hace pensar en Francisco de Quevedo o incluso en Miguel de Cervantes. A través del lenguaje, Rabelais expresa su libertad y anarquía. Bajo la apariencia de una desenfrenada epopeya cómica, la novela es, en realidad, un libro humanista. Tras la publicación de Gargantúa, ambas novelas (también Pantagruel) fueron condenadas por la Sorbona, e incluso prohibidos por la inquisición.

 

Para ser más precisos con el texto original, Ciklus Ensemble ha optado por la utilización de la figura del narrador, en lugar de la voz cantada, intentando recordar en cierta manera el espíritu de los antiguos trovadores. Es muy importante destacar la conexión o equilibrio entre la parte narrada y la musical. Este proyecto no ha tenido como finalidad en ningún momento crear una “música ambiental” que acompañe cada escena de la novela, sino que se ha buscado que la música y la narración se entrelacen y se complementen de tal manera que una no se pueda entender sin la otra.

 

En definitiva, este nuevo proyecto de Ciklus Ensemble pertenece más que nunca, al igual que el momento histórico que estamos atravesando, a la fábula, a lo verosímil y lo inverosímil, donde nada es lo que parece, y en donde la verdad y la mentira se entremezclan, en nuestro caso con un fin muy claro, para buscar lo que sin duda amaba François Rabelais, y que él mismo nos recuerda al principio de su Gargantúa: “de todos los seres vivos, sólo el hombre es capaz de reír”, por tanto, ¡riamos!

 

San Sebastián. Abril. 2016 Ciklus Ensemble

AZTARNAK... HUELLAS


Programa

Mikel Urquiza (1988)
*Eskudantza (2014)

Isabel Urrutia (1967)
Gogoan (2001)

Gabriel Erkoreka (1969)
Kaiolan (2010)

Mikel Chamizo (1980)*
OMA (2014)

Félix Ibarrondo (1943)**
Uritz (2008)

Ramon Lazkano (1968)
Sorginkeriak (1995)

Mikel Urquiza (1988)*
Mihidantza (Zanpantzar) (2014)

Duración: 60 minutos

 

* Estreno. Encargo de Ciklus Ensemble dentro de su proyecto “Música en Construcción”
** Estreno España.

 

Notas al programa...

 

Baga, biga, higa, laga, boga, sega.
Zai, zoi, bele, harma, tiro, pun!
Xirristi-mirristi, gerrena plat. Olio zopa, Kikili salda.
Urrup edan edo klik...
ikimilikiliklik...

Mikel Laboa
(recreación del vocabulario utilizado en los akelarres)

 

«La música - decía el escritor Elias Canetti - es la verdadera historia viviente de la humanidad, una historia sin la cual, sin ella, sólo poseemos partes muertas». Siguiendo esta reflexión, Ciklus Ensemble propone en su nuevo proyecto: Aztarnak...Huellas, un recorrido por la “historia viviente” del País Vasco. Un viaje a su naturaleza, a sus ritos ancestrales, en definitiva, a su cultura, a través del prisma de sus artistas.

Cada obra de este programa está seleccionada por su conexión con el entorno, por su relación con la naturaleza, con la mitología, o con el folklore de una zona en concreto del País Vasco. Desde las creaciones de Félix Ibarrondo, o Ramon Lazkano, pasando por Gabriel Erkoreka o Isabel Urrutia, a los encargos que hemos realizado a jóvenes compositores vascos como Mikel Urquiza o Mikel Chamizo. Piezas todas ellas de un puzzle que pretende mostrar la riqueza cultural del País Vasco, por medio de la obra de sus artistas.

Las dos piezas del joven compositor Mikel Urquiza (1988) que abren y cierran este programa, son dos piezas que están muy ligadas a la danza, y en especial, a los personajes ancestrales del País Vasco. Respecto a la pieza Mihidantza (Zanpantzar), Urquiza explica:

«El Zanpantzar es una comitiva de personajes denominados Joaldun, vestidos con pieles de oveja y sombreros puntiagudos, que a finales del invierno recorre las calles de algunos pueblos vascos llamando al fin del invierno con cencerros. Transformando el sonoro nombre de la cuadrilla en trabalenguas ritmado, un baile de lenguas, quiero evocar la constancia de su paso y la idea de un conjuro con que declarar la estación nueva».

Otro de los encargos de este programa, OMA de Mikel Chamizo (1980), toma su nombre del bosque pintado por Agustín Ibarrola. Chamizoseinspiraenla singularidad de este entorno natural de Urdaibai transformado en espacio artístico. En palabras del propio compositor:

«Partiendo de grabaciones realizadas in situ, OMA propone evocar la vivencia externa/interna de caminar por las frondosas sendas del bosque pintado. Trata así de captar el misterio poético de un lugar donde naturaleza y arte conviven, se confunden y enriquecen; un lugar donde el arte regresa a sus orígenes y la flora lo celebra engalanándose de color».

Otra de las piezas que conforman el programa, Sorginkeriak (Brujería), del compositor donostiarra Ramon Lazkano (1968). Un título que hace mención a uno de los temas etnográficos más importantes de Euskal Herria, la brujería. Entre 1608 y 1614, se vivió en el pueblo de Zugarramurdi uno de los procesos inquisitoriales más duros, en el cuál fueron ajusticiadas más de 50 personas acusadas de brujería por la realización de akelarres. En el mejor de los casos encarceladas, y en otros, quemadas en la hoguera. Graciana de Barnetxea (considerada la“reina” de las brujas) con 80 años, o María de Lecumberri de apenas 14 años, son algunas de las ajusticiadas en el proceso inquisitorial de Zugarramurdi.

En definitiva, nuestro proyecto Aztarnak...Huellas, es un viaje sonoro por un paisaje que nos muestra como se encuentra en la actualidad, la composición y el arte vasco. Un viaje a través de una cultura tan enigmática en sus tradiciones, como moderna en sus avances.

«Mi escultura - decía el escultor Eduardo Chillida en referencia a su obra, Peine del Viento XV - es la solución a la ecuación que, en lugar de números, tiene elementos: el mar, el viento, los acantilados, el horizonte y la luz».La ecuación que Ciklus Ensemble propone, se sirve de un entorno, de una cultura, de los artistas, y su obra.

La solución a esta ecuación, es cometido del espectador.

Dibujo de Eduardo Chillida. Tinta Papel. 1986.
San Sebastián. Marzo. 2014 Ciklus Ensemble

DIÁLOGO ENTRE ÉPOCAS


Programa

Carlo Gesualdo (1560-1613)
Peccantem me quotidie (1603)

Franco Donatoni (1927-2000)
Arpège (1986)

Carlo Gesualdo (1560-1613)
“Io parto” e non più dissi (1613)

Salvatore Sciarrino (1947)
Lo spazio inverso (1985)

Carlo Gesualdo (1560-1613)
Se la mia morte brami (1613)

Luciano Berio (1925-2003)
O King (1967)

Carlo Gesualdo (1560-1613)
Moro, lasso, al mio duolo (1613)

Duración: 60 minutos

 

El programa que presenta Ciklus Ensemble, titulado “Diálogo entre épocas”, conecta dos momentos históricos, dos mundos sonoros, dos formas de concebir la música a través de la producción de diversos compositores italianos de gran relevancia. Este proyecto parte como homenaje al gran músico renacentista Carlo Gesualdo (1560-1613), príncipe de Verona, en el 400 aniversario de su muerte.

La música de Gesualdo ha sido fuente de admiración e inspiración para compositores del s. XX, como Luciano Berio o Salvatore Sciarrino, quien incluso compone una ópera basada en su turbulenta vida. En las últimas composiciones de Gesualdo, concretamente en sus dos últimos libros de madrigales, muchos compositores y estudiosos han visto el reflejo artístico del alma de un compositor atormentado por los terribles crímenes que cometió, al asesinar a su esposa y al amante de ella tras descubrirlos juntos. Los textos resultan ser auténticas biografías musicales, y la música utiliza todo tipo de recursos para subrayar el significado de las palabras. Los llamados “madrigalismos” producen una música de gran carga expresiva y dramática.

Stravinsky afirmaba sobre la música de Gesualdo:

“el contraste entre silencio y sonido, oscuridad y luz, como el que existe entre verano e invierno, estaba mucho más presente entonces que en nuestras vidas. La ciudad moderna apenas conoce el silencio o la oscuridad en su pureza o el efecto de una luz solitaria o de un grito en la distancia”.

Por todo ello, Ciklus Ensemble, asesorado por expertos en música antigua, ha realizado los arreglos de cuatro piezas para adecuarlos a su formación instrumental, concretamente, los arreglos de un motete y tres piezas del Sexto libro de madrigales. El texto de cada una de ellas, narra en una especie de alegoría poética, los hechos que ocurrieron en el final de la vida de Gesualdo. En el motete Peccantem me quotidie (1603) que significa “Yo he pecado”, el texto expresa el miedo a la muerte de un pecador, y le ruega a Dios que tenga piedad y le salve. En el madrigal Se la mia morte brami (1613) “Si mi muerte es la que anhelan” y en “Io parto e non più dissi” (1613), se hace clara referencia a la polémica creada tras los asesinatos, mientras que “Moro, lasso, al mio duolo” (1613) “Me muero, por desgracia, en mi sufrimiento”, representa el sufrimiento del propio Gesualdo por los hechos que a su juicio, se vio obligado a realizar.

El programa presenta intercalados entre el motete y los madrigales, obras de compositores más actuales que realizaron su producción durante el siglo XX.

Estos son Franco Donatoni (1927-2000), Salvatore Sciarrino (1947) y Luciano Berio (1945-2003). La obra que Ciklus Ensemble interpreta de cada uno de ellos, es un perfecto ejemplo de su corpus sonoro individual. Un corpus sonoro que bebe en los tres casos de una fuerte unión con la tradición, siendo el interés por las músicas de otras épocas el nexo común más relevante.

Si en las composiciones de Gesualdo quedaba patente su turbulento mundo vital, en las tres obras de Donatoni, Sciarrino y Berio también hay un reflejo en este sentido, quizás no tan íntimo como en el primero, pero igualmente descriptivo para el oyente. La pieza de Donatoni, Árpege (1986), es una suerte de puzzle sonoro, en donde el “juego” con los diversos elementos (retomando lo que él mismo denominó, “el juego lúdico de la invención”) produce un fuerte contraste de sonoridades y atmósferas.

Según el propio compositor:

“en esta pequeña pieza para seis instrumentos el material se transforma hasta llegar a la máxima densidad y la progresiva desfiguración que alcanza el silencio conclusivo.”

El silencio, o la idea del silencio, juega un papel importante en Lo spazio inverso (1985) de Savaltore Sciarrino. Lo spazio inverso viene a ser un gran collage en el que nada es lo que parece, en definitiva, “una manera de aventurarse a través de la forma, del sonido. La imaginación de un mundo sonoro en el que yo entro” explica el propio Sciarrino.

El programa concluye con O King (1968) de Luciano Berio. Una obra compuesta a la memoria de Martin Luther King tras su asesinato en 1967. Una pieza que a modo de un juego luces y sombras va descubriendo por medio de la voz el nombre del destinatario de la pieza, que no es otro que, Martin Luther King.

San Sebastián. Marzo. 2014 Ciklus Ensemble

EN TORNO A SCHOENBERG

 

El hilo conductor de este programa es Arnold Schoenberg, concretamente su obra Pierrot Lunaire, que en 2012 cumplió el centenario de su composición. El resto obras y compositores que completan el programa, son obras que están muy relacionadas con Schoenberg o con el mundo musical de su composición Pierrot Lunaire.

Bach, junto con Mahler, Brahms y Wagner, fue uno de los compositores que más influenciaron a Schoenberg a lo largo de su vida. La obra que abre el programa, el Largo de la Sonata sopr’ill Soggetto Reale, es una pieza que pertenece a la Ofrenda Musical, una colección de cánones y fugas a partir de un tema musical original del rey Federico II de Prusia. En esta obra, el compositor escribió un enigmático mensaje en latín que dice “Quaerendo invenietis” (busca y encontrarás), mensaje que nosotros utilizamos metafóricamente para representar lo que más tarde hizo Schoenberg con el atonalismo y posteriormente con el dodecafonismo.

La siguiente obra, el ciclo Lieder eines fahrenden Gesellen de Gustav Mahler, es junto con la Canción de la Tierra, los dos únicos ciclos de lieder que Schoenberg arregló para grupo de cámara para poder interpretarlo en la “Sociedad de Interpretaciones Musicales Privadas” fundada por Schoenberg a finales de 1918. Esta sociedad tenía la finalidad de ofrecer obras nuevas que Schoenberg y su entorno consideraban significativas, composiciones de Debussy, Ravel, Pfitzner, J. Strauss o el propio Mahler. Así mismo, sirve este ciclo de lieder dentro de nuestro programa como ejemplo para ver las diferencias entre Schoenberg y Mahler respecto a la composición para lied.

Como última aproximación a los compositores que más influenciaron a Schoenberg, tenemos a Richard Wagner y su ciclo Wesendonck Lieder, un conjunto de lied para voz y piano que Wagner compuso inspirado en cinco poemas de Mathilde Wsendonck, de la cual Wagner estaba enamorado. Dos de los lied que interpretamos, fueron utilizados posteriormente por Wagner en su ópera Tristan e Isolda, concretamente el V lied (Studie zu Tristan und isolde; Estudio de Tristán) lo toma Wagner para el segundo acto de la ópera, ópera en la que la armonía empieza a “fundirse” y va acercándose hacia la “suspensión de la tonalidad”, que es lo que más tarde hizo Schoenberg.

Y finalmente llegamos al “germen” del concierto, el “cabaret degenerado” o “cabaret negro” como se ha definido al ciclo Pierrot Lunaire Op. 21 de Arnold Schoenberg, que en 2012 celebró el centenario de su composición. El Pierrot Lunaire nace en cierta manera como una respuesta contra las gigantescas orquestas de Wagner y Mahler. Según Pierre Boulez, Pierrot Lunaire debe pensarse como un lied de Schubert, que en ved de ser únicamente para piano y voz, es para piano, flauta, clarinete, violín, cello y voz. Como curiosidad, en esta obra Schoenberg utiliza el sprechgesang, que es el famoso hablado-cantado (que por otra parte ya había utilizado Josquin DesPrez en el siglo XVI en sus obras de coro). Otro detalle importante es la numerología. La numerología era muy importante para Schoenberg y en esta pieza la encontramos por todas partes, para empezar el subtítulo de la obra es: 3 veces 7 poemas de Albert Giraud (en total 21), y estos números: 21, 7 y 3, los encontramos por toda la obra.

Lo más importante es que esta obra nace influenciada por el mundo del cabaret. Se sabe que Schoenberg dirigió en su juventud la pequeña orquesta que acompañaba un célebre cabaret berlinés, el Ueberbrettl de Ernst von Wolzogen, e incluso escribió algunas pequeñas obras para acompañar, precisamente, a las “recitadoras” de dicho cabaret. Por ello, lo más destacable es que la persona que estrenó el Pierrot Lunaire (que por otra parte fue la persona que animó a Schoenberg a componerlo) fue Albertine Zehme, una actriz con algunas lecciones de canto, pero muy lejos de ser una cantante profesional. Schoenberg compuso Pierrot Lunaire casi obsesivamente en un plazo muy corto de tiempo después de pasar una crisis familiar y de soledad muy importante, y todo ello acentuado por la tristeza de la muerte un año antes de Mahler. De aquí se sustrae mucha información del carácter de la obra, ese conjunto de emociones de frustración, rabia o impotencia se ven reflejadas en la figura de Pierrot.

San Sebastián. Marzo. 2012 Ciklus Ensemble

MÚSICA EN CONSTRUCCIÓN

 

“MÚSICA EN CONSTRUCCIÓN” es el nombre del proyecto de encargo de obras a jóvenes creadores actuales.

Desde que Ciklus Ensemble nació a finales de 2010, ha tenido como una de sus principales finalidades dar salida a las nuevas creaciones. De nuestro compromiso con los jóvenes compositores, surgió la idea de crear un espacio fijo en el ensemble en donde cada temporada, Ciklus se convierta en una especie de laboratorio tanto para los compositores, como para los propios instrumentistas del ensemble, que gracias al trabajo de investigación junto con los compositores, podrán experimentar y conocer más profundamente su instrumento. Con esta filosofía nació a principios del 2013, “Música en Construcción”, uno de los proyectos más ambiciosos de Ciklus Ensemble.

El proceso de este proyecto es sencillo. Se asigna a cada compositor uno o varios instrumentistas, y se le ofrece la oportunidad de trabajar durante varios meses con ellos. En este tiempo, Ciklus Ensemble les da la posibilidad de poder experimentar, de investigar en vivo, de poder escuchar y probar día a día sus avances compositivos con un instrumentista comprometido, hasta la finalización del proceso compositivo.

De esta forma, Ciklus Ensemble apuesta por los jóvenes creadores actuales que encuentran en nuestra formación, un espacio más para continuar desarrollándose como artistas, y en especial, como compositores. En la actualidad, gracias al proyecto “Música en Construcción”, Ciklus Ensemble ha estrenado más de una decena de obras que contribuyen a enriquecer nuestra literatura musical.

San Sebastián. Marzo. 2013 Ciklus Ensemble